Páginas vistas en total

martes, 13 de marzo de 2012

VANGUARDIA CINCO...CON PERDÓN

El pedirles perdón al principio, no es por casualidad. Cuando me dijeron que la exposición iba a ser de Vanguardia cinco, no me cuadraban las cuentas y como soy un poco lenta, tuve que recorrer los dedos de mis manos, en más de una ocasión, pero es que no me cuadraba. Vamos a ver, empiezo por las señoras, Barbeyto, Abad, ya tengo dos, ahora los hombres, Más, Martigodi, Palmeral, Pedro…bueno, pues sigue sin cuadrarme, esta es una vanguardia de cinco, pero en realidad son seis…en fin, ya no tomaré más coktel de cava, que luego…y empieza lo bueno. La presentación y Don Juan Antonio Poblador, se abre camino dando las gracias a la dirección del hotel Montíboli y su verbo fácil, pronto abre el tarro de los aplausos, en segundo lugar, el hotel contesta a nuestro presidente y acto seguido, el coordinador de exposiciones Don Carlos Bermejo, con esa sorna murciana, va poniendo nombre a los nombres, va poniendo estilos a los estilos y yo tratando de contar seis en cinco, el maestro Bermejo, va desgranando cada uno de los estilos y va poniendo a cada artista en su sitio, luego es el vice-presidente Pedro Ortiz, quien dirigiéndose al respetable, hace su faena y además, de hacerla con aseo, le apostilla al maestro Bermejo, el porqué de su pintura manchista, nombre que a muchos nos pudo sonar raro, pero de raro, lo único que tiene, es que lo nuevo y hasta que se define, uno no sabe el sabor que tiene, pero deje Don Pedro, deje, que los que vengan detrás, verán lo grande que es la mancha, el maestro Palmeral, tuvo una intervención demasiado corta, ¡como me hubiera gustado disfrutar de algo más hilado! Barbeyto, estuvo como siempre suele estar, una gran persona a la altura de su pintura, luego llegó Klara Abad ¡Dios! Como me gusta su estilo y como me gusta como persona, felicidades Klara y por último (que no el último) llegó la simpatía hecha pintor, llegó él, el inconfundible, el infusible, el amigo….Martigodi…quien después de presentarse y de decir lo que tenía que decir, se sacó de la chistera (es un chiste) la prenda que en prenda de solidaridad y presencia, le había entregado, para hacer su acto de presencia, el quinto…no, no el sexto…jó, que follón, si yo no me aclaro, por favor cuenten, e intenten aclararse ustedes, lo cierto es que era lo que Martigodi juró la representación del señor Más Calabuig. A los cinco o seis felicidades y en hora buena. Y como siempre gracias a la asociación y al hotel Montíboli. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario