Páginas vistas en total

sábado, 24 de marzo de 2012

ME RIO POR NO LLORAR

Hoy, hemos estado mi marido y yo en El Campello, en la casa de la cultura y hemos descubierto el silencioso lenguaje de las luces y las sombras, nos recomendaron no perdernos la exposición, los que tuvieron la suerte de poder ir a Orihuela, donde al parecer, el maestro Federico Lizón, les hizo los honores, hoy nos ha deslumbrado en El Campello, arropado por las autoridades, quienes a su vez orgullosos de poder lucir tan bien ante el público asistente, crearon un ambiente de distensión y tendieron una mano, el pie y el resto del pueblo a los pies del artista, para que supiera que entendieron su arte y le ofrecieron volver, cuando a bien lo tuviese. Yo le pido perdón al maestro, por no poder hacer una crónica a su altura, pero mi ignorancia sobre su persona, me impediría ponerlo a la altura que se merece, en hora buena maestro. DE LA CUEVA, AL CIELO No esperaba encontrar muchas caras conocidas en la inauguración, sabía que todos ellos, se encontraban metidos en la cueva del trabajo y aunque me repita más que el gazpacho andaluz, no tengo más remedio que hacer apología de la junta directiva, cuando Olga llegó a las ocho de la mañana al local, ya estaban trabajando cual hormiguitas en día de faena, cada uno llevando adelante su parcela, la sede era un batiburrillo, cuadros embalados, otros sin embalar, horas y más horas de trabajo y a la hora de comer, el maestro Bermejo, como siempre y sin el consentimiento de la sufrida Lolita, invitó a todo el que quiso acompañarle a la mesa, unas se apuntaron y otros no, pero sólo un rato después, todos estaban de nuevo en la lucha contra el tiempo, para lucir el próximo día veintisiete en el salón de primavera, algunos ya cercanos al agotamiento total, al caer la tarde decidieron irse a sus casas a tomarse un merecido descanso, mientras los demás, le echaron un par de narices y unos en el coche del otro y otros en el coche de uno, salieron a toda marcha, para llegar al mismo tiempo que servidora y su marido, llegaban de rositas en el cómodo autobús, tomado a la puerta de casa, hasta justo la puerta de la casa de cultura del Campello, ¡que suerte tengo! Y como nos queremos todos. Gracias, gracias por venir. Gracias como si yo hubiese sido el exposicantano, creo que él también se sintió arropado y querido por todos nosotros. ORACIÓN FINAL: por qué me da la gana y porque quiero, por que todos ellos se lo merecen, por su trabajo personal (a cambio de nada) y por el cariño con que hacen de la asociación su lucha, me subo aquí en lo más alto de la tribuna y de corazón les doy mi más cordial felicitación. Gracias por la parte que me toca, de todo lo que nos dais. JUAN ANTONIO POBLADOR:-) CARLOS BERMEJO.-) PEDRO ORTIZ:-) VICENTE PÉREZ:-) JULIO ESCRIBANO:-) MARÍA LLAVES:-) ROSA CANDELL:-) OLGA SANTOS:-) JUANA LÓPEZ:-) JAIME IBORRA:-) LOLITA:-) Y EL GRAN… EL SUPER, EL DIVINO RAFAEL…ESTELA:-) para todos vosotros, por que me da la gana y porque os lo merecéis, por que me quiero reír por no llorar cuando ver vuestra faena me llena de emoción, hurra, hurra, huuurrraaa.pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario