Páginas vistas en total

jueves, 20 de septiembre de 2012

EXTRAÑO DESENCUENTRO

Cuando pensó don Arturo…!esto, ya lo tengo hecho! (en catalán) no contaba el perillán, que en Madrid, no se lo dan, sin que le cueste ni un duro, él pensaba en don Rajoy, a este tío se la doy y a mí, no me saca un puro. A recibirle salió don Mariano a la Moncloa, lo llevó a la barbacoa y allí, empezaron a hablar…que decía yo marianico…y cogiéndose el bocadillo, el que llevaba salchicha, que allí estaba su dicha y pronto su revolución. Luego le habló don Mariano y le habló en tono duro…escúchame bien Arturo, de aquí no sacas nada lo juro, que si tú eres catalán, yo soy de tierras gallegas y tú a esas no les llegas ni nunca les llegarás. Al principio don Arturo, pensó en andar con tiento, pero el tiempo fue pasando…que poco que me están dando. Y pensaba el muy pillo, que quizás otro bocadillo, no le viniera tan mal. Y el jefe, cerrado en banda, no perdía la ocasión de al Artur cerrarle puertas, pero le habló de prisión. No te descuides Arturo…dice la Constitución, que a ti te ha visto de listo y si no andas con cuidado, el circulo ya lo has saltado y darás un tropezón. Se ha marchado enfurruñado, no ha querido ni hablar, ya hablare en cristiano, que en castellano “ni parlar.” en llegando a su embajada, la lengua allí se soltó, también un papirotazo, que un ordenanza se llevó. Hablaré en catalán, tal vez lo haga en Inglés y llevad mucho cuidado, que traigo muy mala milk y me cargo a quien sea, ya sea a uno o a mil. Y no es cosa de extrañar, que el hombre se llame a enfado, quería escuchar canciones y lo han echado con un fado. Pero él espera venganza, ¡ya os daré yo españoles! Vosotros beberéis cava si me sale de los barriles (esto no pega, dejadlo por una concesión a esta pobre mujer) los industriales catalanes, que le escucharon hablar, dijeron todos a una ¡mare, la que se va a liar! No os preocupéis chavales, el chico no da para más, pero el cava lo bebemos, pues no faltaría más. El avión ya lo esperaba, volaremos con Ryanair, veremos que pasará, que con sólo doce Euros hasta donde va a llegar, el venir no ha sido bueno, pero la vuelta, fatal, como tengo los riñones, si nos hacen empujar, me acuerdo de las Españas y también de Gibraltar. Don Arturo, ya está en casa, recostado en el sofá y le ha dicho su señora, ya por tercera “vegá” no hagas el vago Arturo y empieza a limpiar, que si has de cambiar de empleo y te toca a ti fregar, lo que es esta servidora, ¡ni esto! Te va a ayudar. Don Arturo hombre sensato, de fama internacional, después de coger el zapato, no se lo llegó a tirar, pero si las miradas mataran, la esposa ya muerta está. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario