Páginas vistas en total

lunes, 3 de septiembre de 2012

HISTORIA DE !YO!

Cuando el maestro Carlos Bermejo, me llamó, pensé en cualquier cosa, menos en tener que hacer la critica de un libro escrito por él y todavía no publicado. Al parecer el maestro, tenía sus dudas de que pudiera ser criticado por llevar entre sus piernas (perdón, entre sus páginas) los recuerdos amorosos de su más tierna infancia. El libro, nos cuenta con más interés que crudeza, la historia de un joven Carlos Bermejo, desde que tiene uso de razón, hasta que llega al altar del brazo de su bien amada Loly y es tan duro el desarrollo del libro, que al final llegamos hasta el altar, donde su novia llegó virgen y mártir. Se define Carlos Bermejo como clásico. Si se quisiera declarar de cualquier otra forma, él mismo se engañaría y lo haría con sus lectores. En la España nuestra, desde que el mundo es mundo, siempre que alguien ha escrito un libro costumbrista, ha tenido que hablar de lo más importante que el país ha tenido. Por una parte el sexo y por otra, el machismo, cuanto a más altura, más incruento. Todo hombre que se precie, ha sido desvirgado (o pasado por la piedra) por aquella prima algo mayor que él, o por aquella criada (entonces no existían las empleadas de hogar) solían ser jóvenes casi niñas a veces, que venían desde la España más profunda, huyendo de un hambre endémica y puestas a disposición de familias, que a veces por falta de escrúpulos, otras por demostrar de quien era el poder y casi siempre por falta de educación sexual, eran tratadas como carne de uso sexual, teniendo su final o en el prostíbulo, o en el convento. El libro, está a la altura de cualquier escritor de la época, podríamos citar a Camilo José Cela y la familia de Pascual Duarte o la Colmena, donde narra la realidad social de la época, cercana al neorrealismo italiano. Los gozos y las sombras, de Gonzalo Torrente Ballester, aquel escritor de derechas, derechas, Don José María Gironella y su trilogía, en fin Don Carlos, como escritor, no sienta usted escrúpulos de ninguna clase, la novela está muy bien traída y aunque hoy lo que triunfan son las sagas y los best sellers, muchos de ellos, a la hora de la verdad estarían muy por debajo de su novela. No se, cual ha sido el motivo de que me haya elegido a mí, para hacer la apología de su novela, el honor que usted me hace, sólo está a la altura del respeto y el cariño, que yo le tengo. Quisiera estar a la altura de usted, para poder elogiar más y mejor a su obra, pienso que de verdad lo merece, pero mi gratitud hacia usted me lleva a quedar cortada y sin recursos para poder llegar hasta donde yo hubiese querido, por eso le pido perdón y le saludo con todo cariño. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario