Páginas vistas en total

viernes, 28 de septiembre de 2012

ENTRE DON RAMÓN Y DON JOAQUÍN

A don Ramón Rodríguez, ¿Quién no lo conoce? Bueno pues eso, persona modesta y amigo de sus amigos (es decir, de todos) hombre de perpetua sonrisa y de trato amable. De dibujo genial, y de pinceles alegres, por que así lo manda la vida, hoy, le ha llegado la hora de enseñarnos sus…poderes, a las siete de la tarde, en la asociación de artistas alicantinos, nos tendrá a todos con la boca abierta y a todos, mirando su Facebook,¿ pero como lo vamos a ver, si don Ramón no tiene Facebook? Estas son las maravillas del mundo moderno y yo no soy quien, para desvelar secretos tan bien guardados, a la tarde los veremos. SUERTE MAESTRO. Y llega la hora de la verdad, faltan sólo unos minutos y don Ramón, ya se prepara, ¿se prepara, para qué? El agua anega las calles, tal vez, en vez de escuchar a los maestros Bermejo y Rodríguez, lo que tendremos que hacer, es buscar alguna lancha salvavidas, el agua crece por momentos y la desilusión también crece, don Ramón, saca su casta de hombre simpático y poniéndose por encima de toda el agua que pueda caer, uno a uno da las gracias a los que de una forma o de otra, hemos conseguido llegar a tiempo para ver actuar a los dos maestros…pasa la hora, el aforo se va llenando y las sonrisas se van abriendo, todos estamos felices, los amigos de verdad, estamos todos y sólo unos minutos más tarde, de la hora anunciada y con el aforo a tope, con su prosa florida, el maestro Bermejo, se va llenando la boca y la mente de la vida de don Ramón Rodríguez y de todas sus aventuras, desde su infancia. A don Carlos Bermejo, a todos nos gusta escucharle y él se va recreando en la faena, don Ramón, nuestro amigo, asiente a lo dicho por su presentador, sólo lo hace con la cabeza, mientras en sus ojos como pequeños diamantes, unas pequeñas lágrimas, pugnan por luchar contra la lluvia, que en la calle, sigue cayendo, aunque ahora más mansamente, luego, el sorteo de los cuadros, a mí marido, se le escapó Facebook, sólo por dos números, pero la verdad, es que a quien le tocó, lo merecía más que nosotros, así, que todos contentos y felices y aprovechando, que ya no llovía, nos fuimos muy contentos para casa, a el presentador y al presentado, gracias Maestros. Antes de que llegue el medio día, don Joaquín S. Peñataro, nuestro amigo, e hijo de nuestra amiga Pepita Peñataro, presentará su tesis Doctoral en la Facultad de Medicina Alicante, nuestro joven Neurocirujano, a estas horas, se estará luciendo, su madre y su tía Belén Estevan, estevarán en los asientos de la facultad con sus boquitas abiertas y sus almitas rezumando gozo, por supuesto, con las máquinas de fotos a tope, la felicidad siempre viene acompañada y les deseamos a los tres, que disfruten de la vida. Mi marido, me mira y disfruta como un enano, a mí, también me gustaría estar escuchando al Neurocirujano, ¡si! Ya sé que todos tenemos un Neurocirujano en nuestras vidas, pero…es que…es que Joaquín, es Joaquín y yo a los siete años, ya le había hecho su primer retrato. Ustedes, quizás se pregunten por qué estoy escribiendo esta crónica antes de que sucedan los hechos, pero si me espero a la noche. Noche de noche cerrada, después de todos los actos que hoy me esperan, lo único que podré escribir, será la crónica de mis pies hechos polvo y mis fuerzas agotadas. Y aquí henchida de gozo y poder, por poder gozar de la alegría y la felicidad de mis dos amigos, o como diría Belén Estevan, de mí sobrino y de mí cuñao, la emoción casi no me deja espacio, para entre las lágrimas de felicidad que pugnan por salir de mis ojos, seguir hasta terminar de desearles a los dos lo mejor, para hoy y para siempre. pepaherrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario