Páginas vistas en total

jueves, 20 de octubre de 2011

ENTRE EL RÍO Y LOS JARALES

Los tres días de celebración de las pascuas floridas, pasaron como si sólo hubieran sido un suspiro y lo único que nos reconfortó, fue pensar en el próximo lunes ¿Qué nos traería la jornada? ¿Cuántas parejas saldrían? Las menos interesadas en el “amor” por las circunstancias que fuesen, hacíamos nuestras apuestas por parejas. Mariela y Roberto ¡seguros! Andrés y Carmen ¡seguros! Carmen estaba enamorada de Andrés desde párvulos, Miguel y Noelia ¡nada! Si el padre de Noelia se enterara de algo, en un año, no la dejaría salir. ¡No, no, esos no! Chimo y Esperanza…Se miraban bien, pero como él era de Petrel…Bueno ya veremos! Y así desgranando la rosa del amor (de las otras) nos encontramos preparando la excursión del día entero de San Vicente.
Sólo once parejas quedamos para empezar la excursión, a tres niñas, tres hombres malvados les rompieron el corazón, pero la vida es dura a veces y hay que afrontarla como viene. Como la distancia hasta la casa de “la huerta” del padre de Juanita Navarro no es grande, a las nueve y media de la mañana, un alegre grupo de once parejas y las madres de Sonia López y de Marita Sempere, que eran las cocineras oficiales (muy buenas en eso de la paella) y no las más rígidas a la hora de controlar a las parejas (ellas también habían sido jóvenes) jugaban camino de un día de campo y de felicidad. Cuando el coche se quiso dar cuenta (sus ocupantes, ni se enteraron) el drama, ya estaba consumado, los primeros del grupo, los mayores, los que todas envidiábamos, estaban allí a la entrada del camino que se conoce por “el carril” nadie pudo hacer nada por ellos, la muerte los sorprendió antes de poder intentar ponerse a salvo, pero no fueron sólo ellos los que perdieron la vida debajo de las ruedas de aquel coche, que conducido por un borracho, que animado por dos más borrachos que él, trataban de emular a aquel Emerson Fittipaldi sin pensar que era día de paz y de felicidad. R.P.I. FIN
Pepa herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario