Páginas vistas en total

miércoles, 5 de octubre de 2011

TODOS A SUS PUESTOS...!ES LA GUERRA! FIN

Y los ciento veintisiete niños-araña, creyeron a sus padres y dispuestos a ser felices con ellos, les dijeron; -Queridos papá y mamá, aunque la historia es muy bonita y os queremos pero que muyyy rrrequete mucho, si en el plazo de unas horas (pocas) no nos habéis traído ese manjar que decís que es el pueblo de los “Ejemmiban” os comeremos a vosotros, aunque comprendemos que estáis ya un poco duros.
El Pueblo feliz, en el momento en que llegamos, no eran tan felices como decía su nombre y yo lo comprendo. Lo cierto es que no habían tomado ninguna precaución y las malvadas arañas seguidas por sus hijos, ya estaban tratando de atacar las fuerzas de la vanguardia, que pronto no supieron que hacer. La suerte hizo que nuestras fuerzas de choque, se lanzaran al ataque y los gorriones asesinos, dieron la primera pasada, con el resultado de que veintiséis arañas hijos, fueron a parar al buche de nuestra aviación, por detrás llegó la catifa con mi marido al mando y “Ximet” “Mary-Pili” y “Roco” portando en sus brazos aquel cargamento de bolas de “Pachulí” que al llegar a la altura del malvado invasor dejaron caer con todas sus fuerzas, rompiendo algunas patas y cabezas de aquellos niños-araña asesinos. A la vista de cómo nos iban las cosas los pueblos de los “Minsets” y los “Lamamis” cada uno por su lado, aplicaron sus técnicas de guerra, con las que acabaron con el resto de los niños-araña. Los padres de los niños, como buenos egoístas, pidieron al pueblo que les dejaran vivir con ellos, prometiéndoles que nunca más les atacarían, pero a cambio, no dejarían que las moscas les molestasen. Mamá araña, después de demostrar sus buenas intenciones (las moscas, tuvieron que emigrar a otros parajes) se hizo peluquera de los dos pueblos unidos, pero lo que nunca consiguió fue dejar de tener más pelos en las piernas que en los sobacos. Mueran las arañas.
Pepa herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario