Páginas vistas en total

viernes, 7 de octubre de 2011

LA PÓCIMA DE LA BRUJA PEPA...FIN

Cuando llegó el medio día, no supe que cocinar, pero llamé a la bruja pepa y todo lo pude arreglar, brujita tengo un problema, ¿me podrías ayudar?.- Si quieres una poción, coge el lápiz y el papel y escribe sin rechistar, de la alacena patatas, y cayena que tendrás, (pero sólo una guindilla, no te vayas a pasar) y en la bandeja del horno, lo tienes que cocinar, en rodajas las patatas las tienes que preparar y le pondrás dos cebollas que no se queden atrás, dos sepias como dos soles, a trozos tu le pondrás, una cabeza de ajos, que los dientes soltarás y todos bien repartidos, por la bandeja pondrás. Pones un vaso de vino, blanquito mejorará y medio vaso de agua, no se vaya a emborrachar.
Y lo primero que haremos ¡el horno a calentar! Sobre los doscientos grados, no se te vaya a pasar. Y cuando esté calentito, tú no te lo pienses más, vas y metes la bandeja y te pones a esperar, después de una media hora, cuando ya la veas dorar, le añades unas gambitas, a la sepia acompañar, con muy poca sal que pongas, sabrosa te quedará. Ojo es para dos personas, que no coma nadie más. Si la cosa no te gusta (y te tiene que gustar) te acercas al “Pollo Pancho” a ver qué puedes comprar, la culpa no es de las gambitas, te lo puedo asegurar, a lo mejor son tus manos que no saben cocinar y si culpas a la sepia, no te podré perdonar, que quien cocina manjares y encima le salen mal, es mejor que se dedique a lavar y a planchar.
Diciendo esto la bruja, se me fue sin rechistar y no me quedaré con ganas de su pócima probar. Y después de echa la prueba (no podía salir mal) me decía mi marido, con ganas de comer más, para el sábado Maruja, otra has de preparar y le agregas almejitas, por qué las quiero probar, y le dices a la bruja, que te ha de preparar otra pócima de pollo y comeré hasta reventar.
Pepa herrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario