Páginas vistas en total

martes, 15 de enero de 2013

ENTRE ESPÍAS Y HARPÍAS

En el país de Nolt, no ganan para sustos, antes eran las tribus vecinas, luego fueron los países cercanos y siguiendo el transcurso de los años, como este siempre ha sido un país trabajador y envidiado, nunca han faltado los que han querido espiar a sus principales gobernantes, para aprender el arte del gobierno y el buen desarrollo de sus naciones. Aquí ya por el principio de último siglo, se empezaron a dar casos de dirigentes que en su afán por aprender, espiaron a unos y a otros, con el resultado final, de que para evitar estas costumbres, a los espías, les cortaban las antenas, para que no pudieran llevar sus investigaciones, hasta donde no interesaba que llegaran. Al parecer el jefe de los espías era un tal Sarnacho Puntales, ya espiaba para su jefa, que era la conocida Harpía harpija, tan conocida por estos pagos, que hasta el pendón del reino, llevaba una en su centro-derecha. En su afán por espiarlo todo y hacerlo bien, puso su empreño en empreñar (perdón, empeñar) a don Alvestro Ruín Galandrón, quien a la sazón, se lo tomó bastante a mal, por lo que se dirigió a la señora Harpía y se lo dijo muy clarito…que mire usted doña Harpía, que su espía particular…pero no se crean que ella no dijo nada. A tan humillantes palabras, ella le contestó: la tuya, por si acaso. No llegaron a las uñas, por qué en aquel momento, acertó a pasar por allí el presidente del Pes, Pes, al que al parecer, pertenecían las otras dos partes, por lo que don Mangano, les obligó a hacer las paces y después de verlos darse el beso de la paz, se montó en su helicóptero y salió zumbando hacia la próxima reunión del partido que lo estaba esperando. Los tiempos fueron pasando, doña Harpía ya no está en lo que estaba, ahora, quiere ser capitana de la tropa aragonesa y ha montado un despacho de very important persons, (en el lenguaje de Nol, personas muy importantes) y al parecer y como recuerdo, sólo se ha quedado la medalla de por vida de presidenta vitalicia de la Ps, Ps, Unión y que ya no está para espías ni para espías y dice que si al antiguo presidente que puso a cargo de la sanidad y que a su vez vendió los derechos a cambio de futuras prebendas, es cosa suya, pero que ella, no quiere saber nada y que si la Harpía botella, no quiere dimitir, que eso es cosa suya y que el precio de los cantantes que tiene su agencia, han subido un porcentaje aproximado del doscientos cincuenta y tres por ciento desde que ha llegado ella…y que hay que apuntarse a la lista de espera. No puedo terminar de creer, lo que está pasando en el reino de Nolt, antes tan tranquilo y tan aburrido y hoy tan divertido y tan ardiente, creo que la agencia de doña Harpía, está pensando en hacer un festival de políticos, para que cada uno cuente lo que se ha echado al bolsillo. Y aunque lo piensan hacer con carácter internacional, a los de los paisos catalanos, no los dejarán participar, porque dicen que juegan con ventaja. Pepaherrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario